Visita el Torreón de la Muela

Los restos arqueológicos del Castillo de la Mota

En la actualidad, cuando visitas Ágreda, Villa de las tres culturas, puedes apreciar los restos del Castillo de La Muela o llamado también, Castillo de Mota. Por este nombre se puede confundir con el Castillo del mismo nombre de ubicado en Medina del Campo.

Visita Torreón la Muela

El transcurrir de la historia con los diferentes reinos influyendo: el Reino de Castilla, el Reino Aragón y el Reino de Navarra y las diferentes culturas, también tres: cristiana, árabe y judía han ido dejando huella en el arte, la arquitectura y en las costumbres del pueblo de Ágreda.

El Torreón de La muela forma parte del desaparecido Castillo de la Muela que fue construido en la primera mitad del Siglo IX. Rodeando el castillo estaba la muralla árabe. De ella quedan vestigios como La Puerta del Agua o Puerta de la Muela situada muy cerca del Torreón y otra puerta conocida como la Puerta de Arco Califal.

La muralla árabe es uno de los cuatro recintos amurallados de la Villa. Cada uno de ellos edificados independientemente y levantados para ir acogiendo a la población, que cada vez iba creciendo más. La Muela era la primera barrera defensiva.

Este castillo es contemporáneo del Torreón de Trébago. Las torres de aquella época servían como punto de vigilancia y daban amparo y protección a los habitantes de la Villa. Ya que en aquellos tiempos las luchas entre árabes y cristianos eran constantes.

La muralla formaba parte del sistema defensivo musulmán frente a las acometidas por los cristianos. Al frente del Castillo de la Muela estaba un gobernador de provincias musulmán también conocido como “valí” que dependía jerárquicamente de plazas fortificadas más importantes como Tarazona y Tudela.

 Por su situación estratégica, el Castillo de La Muela se podía comunicar de forma rápida con todos los demás torreones defensivos y torres de vigía situados en los pueblos cercanos. El torreón fue declarado de Bien de Interés Cultural en 1949.

Todo esto es historia, estamos hablando de la época califal y de los reinos de taifas en España. Mucho ha llovido desde aquellos años. Pero la Torre sigue en pie y en ella podemos apreciar el paso del tiempo.

La torre ha sido recientemente rehabilitada y se puede admirar también por dentro.

Despertar los sentidos en la Villa de las Tres Culturas

Desde el Hostal Doña Juana te invitamos a que conozcas la Villa. Utiliza todos los sentidos para apreciar todo lo que esta Villa posee.

  • A que a través de la vista puedes reconocer el paso de tanta historia atrapada en sus monumentos y en sus paisajes naturales a faldas del Moncayo.
  • A través del gusto conocerás la gastronomía tan variada, fruto del devenir de sus pobladores y sus diferentes tradiciones en la elaboración de sus platos.
  • A través del tacto podrás apreciar la huella que van dejando el tiempo. Puedes sentir y oír los murmullos de la naturaleza viva y el alegre timbre de voz de sus gentes amables.

En el Hostal Doña Juana puedes tomarte un descanso, en sus habitaciones acogedoras. En nuestro restaurante o cafetería podrás reponer fuerzas saboreando los menús especiales, aprovecha que estos días  de diciembre donde está en todo su esplendor la verdura nuestra por excelencia, el Cardo Rojo. Puedes degustar los platos elaborados con esa exquisita verdura o los productos típicos de nuestra zona, elaborados a la manera  más tradicional.