Temporada de setas en Ágreda

Pasión por la micología

Un año más, Agreda vuelve esperar con entusiasmo el comienzo de la temporada setas, para el regocijo de la vista y su recolección. Soria y toda su provincia es, por su clima y su tierra, gran productora de setas. Salir al campo en estas fechas y recoger diferentes especies de hongos crea adicción entre los que han experimentado la suerte de encontrar alguna vez una seta. Los amantes de la micología, no sólo disfrutan del placer de pasear por el campo, de la alegría de encontrar setas, también, gozan al volver a casa y poder deleitarse con exquisitos y diferentes sabores.

recogida de setas

En Agreda, se vienen realizando estos últimos años jornadas micológicas, donde una de sus actividades más preciadas por los participantes son las relacionadas con las formas de cocinar las distintas especies de hongos.

Aunque este otoño no está siendo nada propicio para la recogida de setas, la falta de lluvias durante el verano no ha propiciado el desarrollo de este fruto de nuestros montes se pueden ver y recolectar algún ejemplar por los campos de alrededor de la Villa.

Especies que podemos encontrar por nuestra zona:

  • Hongo blanco o Boletus edulis. Es un hongo comestible. Su sombrero tiene el color entre marrón y negro. Puede alcanzar un diámetro de 25 centímetros en la parte del sombrero y una altura de 10 centímetros. En la cocina es muy apreciado por los grandes cocineros, ya que es un comestible muy versátil y puede tener muchas utilidades y formas de presentarse en el plato.
  • Níscalo o Rebollón. El color de su sombrero va desde el naranja suave al intenso, su pie es hueco. Se desarrolla fácilmente en zona de pinares. Es muy frágil porque se oxida enseguida adquiriendo un color verdoso y suele infectarse rápidamente. En cocina suele acompañar a guisos de carne.
  • Seta de cardo. Su sombrero, de colores blanquecinos, puede alcanzar los 10 centímetros de diámetro, su pie no lleva anillo. Esta seta toma su nombre porque se alimenta de las raíces de los cardos de terrenos calizos y pastizales.
  • Perrechico, es una especie de hongo muy apreciada por los micólogos. Su sombrero es muy carnoso, puede alcanzar hasta los 15 centímetros de diámetro y su sombrero presenta un color crema. Suele crecer en grupos alrededor de setos y arbustos espinosos. Se puede confundir con algún ejemplar tóxico, con la “pérfida”. Es de aspecto su aspecto es tan parecido que lleva a la confusión, pero no es comestible. La principal diferencia con el perrechico es que este tiene la zona de esporas blanca y la de la “pérfida” es rosada.
  • Senderilla. Es una seta de pequeño tamaño y color avellana. Su carne con un sabor dulce y suave que nos recuerda a las almendras. En cocina se valora por su fácil conservación. Se suele desecar y consumir durante todo el año.

Cuidado y preservación de los hongos

Desde el Hostal doña Juana queremos dar unos pequeños consejos a todos aquellos que nos vengan a visitar estos días y quieran recolectar setas.

  • Cortar con una navaja el tallo, nunca arrancar.
  • Cubrir con un poco de tierra, la zona cortada para que vuelva a crecer otra seta del hongo.
  • Guardar en cestas de mimbre, con agujeros, para que las esporas vayan cayendo al suelo. Nunca utilizar bolsas de plástico.
  • Coger solo los ejemplares que conozcamos, de no estar seguros recurrir a expertos. Algunas especies de setas son altamente tóxicas y podemos poner en riesgo nuestra salud.
  • Respetar el tamaño. Dejar que se desarrollen y no recoger aquellas que ya estén demasiado estropeadas.
  • Solicitar los permisos pertinentes, si estas en zonas protegidas, para la recolección de setas.
  • No tirar objetos, ni basuras por el campo.

Todo el equipo del Hostal Doña Juana ponemos a vuestra disposición un lugar de descanso, acogedor y familiar. En nuestra cafetería y restaurante podrás encontrar suculentas recetas y un menú especial, elaborado a base de hongos y setas de nuestra zona.