Los jardines renacentistas del Palacio de los Castejón

 

A la vez que se construía el palacio, su propietario, Diego González de Castejón, se planteó diseñar un espacio ajardinado, recreado con la estética renacentista en la que los protagonistas serían los setos de nudos, las plantas aromáticas, las burlas y juegos de agua y un teatro vegetal.

El Jardín Renacentista –que hoy podemos visitar en el Palacio de los Castejones- es una recreación llevada a cabo después de complejos estudios históricos, espaciales y arqueológicos, cuyos hallazgos permitieron identificar el muro norte con sus nichos y pedestales para la estatuaria, actualmente recreados con celosías de madera.

Dentro del primer jardín se diferencian varias zonas, destacando la central en torno a una fuente circular con surtidor, los parterres de los nudos, el teatro verde y el jardín de las hierbas que acoge a un buen número de plantas aromáticas, medicinales, culinarias y decorativas.

Un segundo jardín, el Jardín de la Memoria, de inspiración barroca, está organizado en superficies no regulares, recubiertas con diversas plantaciones, a las que se une un pequeño teatro de espejos y un reloj astronómico.