El noreste de Soria, frontera histórica y natural

Noreste de Soria

Este extenso territorio de la provincia de Soria linda con las comarcas sorianas del Valle al oeste y Tierra de Almazán al sur. Por el norte y el este está rodeada de tierras riojanas, navarras y aragonesas: una frontera histórica. Esta zona ha sido una de las más castigadas por el éxodo rural que se inició en la segunda mitad del siglo XX, causa de la gran dispersión de la población y la baja densidad de la misma: 14.606 habitantes se reparte entre 181 localidades.

Otra característica es su heterogeneidad: existen grandes diferencias entre el norte y el sur, tanto etnográficas como paisajísticas, fruto del uso diferente que ha sufrido el territorio a lo largo de los siglos. El norte era inminentemente ganadero y el sur, agrícola.

Pero ese aislamiento y esos contrastes territoriales ahora nos aportan unos recursos naturales bien conservados, un patrimonio cultural de gran valor y unos paisajes sobresalientes.

En el Noreste de Soria, se sitúa la comarca del Moncayo, que también recibe el nombre de Tierra de Ágreda.

Con 2.316 m. el Moncayo es la cumbre más alta del Sistema Ibérico. Este monte sagrado para los celtíberos conserva una importante riqueza natural que en la vertiente aragonesa ha sido reconocida con la declaración de Parque Natural. La zona soriana se ha incluido en la Red Natura 2000.

Aquí en Ágreda, villa a los pies del Moncayo y símbolo de la convivencia entre cristianos, judíos y musulmanes, podemos disfrutar, por ejemplo, del Convento de la Concepción, fundado por la Venerable Sor María de Jesús, consejera del Rey Felipe IV, del centro de interpretación «La Muralla» y del palacio de los Castejones.

Moncayo: vista desde Fuentes de Ágreda
Moncayo: vista desde Fuentes de Ágreda

Y una vez en Ágreda también puedes pasarte por nuestro Hostal, el Hostal Doña Juana, dónde muy pronto celebramos las Jornadas del Bacalo.

Hostal Doña Juana - Jornadas de Bacalao