El Cardo Rojo de Ágreda, un manjar en tu cocina

El vegetal símbolo de nuestra villa

Si existe un producto característico que es la seña de nuestra villa es el cardo rojo de Ágreda. Conocido en toda la geografía soriana, esta verdura de color blanco rosáceo, es una fuente de beneficios y sabor que se puede cocinar de maneras diversas.

Cardo Rojo Ágreda

La Cynara Cardunculus, de la familia de las Asteraceae, es una planta herbácea perenne que puede alcanzar la altura de dos metros. A simple vista, el cardo rojo, tiene un tallo muy grande erguido y densamente cubierto de hojas espinosas y lanceoladas.

Los lugares en los que se encuentra este vegetal antecedente salvaje de la alcachofa, suelen estar ocultos, son secos y pedregosos y en nuestra geografía suelen encontrarse en Andalucía. Otras provincias españolas como Navarra, La Rioja, Aragón y Soria, cultivan en huerta una variedad del cardo rojo.

No se conoce con exactitud los orígenes del consumo del cardo rojo pero se sabe que en la antigua Grecia y Roma ya disfrutaban de su delicioso sabor y se consumía de diferentes maneras. Además también existe constancia de la presencia de esta verdura en Argentina en el siglo XV, llevado allí por los conquistadores españoles. Una vez introducido, su consumo se generalizo por todo el continente americano donde es un producto demandado y cuyo consumo es habitual.

Los orígenes del cardo Rojo

De la presencia del cardo rojo en la Roma Imperial tenemos un documento escrito por Marco Gavio Apicio, autor que vivió en el siglo I de nuestra era durante el reinado del emperador Tiberio. A este personaje histórico se le atribuye el único tratado de gastronomía de aquella época que ha llegado a nuestros días, “De Re Coquinaria”. Este documento es un compendio de recetas de aquella época que se usaron en las grandes cocinas patricias durante los primeros años del imperio romano.

Este manjar agredeño se siembra en primavera y alcanza su desarrollo máximo de grosor y altura durante el puente de Todos los Santos. Ese es el momento preciso en el que los ciudadanos de Ágreda que dedican su vida al cultivo del cardo rojo cubren el tallo de la planta con tierra para protegerla de las inclemencias climáticas de la zona y que ofrece la característica, peculiar y única imagen de los huertos de cardo rojo de Ágreda divididos en filas con formas piramidales. Este manto de tierra es condición primordial para que esta verdura adquiera el color rojizo tan característico y su gran sabor.

En Hostal Doña Juana te ofrecemos la posibilidad de degustar este manjar gastronómico cocinado de maneras muy diferentes donde apreciar todo el sabor del cardo rojo de Ágreda y aprovecharte de los beneficios que aporta al organismo su consumo.

Durante las Jornadas del Cardo Rojo en Ágreda se puede degustar menús en varios establecimientos de la localidad soriana donde el principal ingrediente es este vegetal rojizo.

Si además de disfrutar de los manjares culinarios de Ágreda con el cardo rojo a la cabeza, deseas aprovechar y recorrer los rincones de la villa y sus alrededores, Hostal Doña Juana puede ser tu lugar para el reposo al terminar el día. ¡Llámanos y haz tu reserva!