Conociendo mejor Aldehuela de Ágreda

Aldehuela de Ágreda, dista 6 o 7 kilómetros de Ágreda, y es un pequeño y acogedor lugar instalado al remanso de una de las laderas que descienden de los contrafuertes del Moncayo.

Sobre el reducido y tradicional casar de la villa destaca, por estar sobre un pequeño promontorio, su pequeña y bien conservada -por haber sido recientemente rehabilitada- iglesia parroquial; edificio de una sola nave de pequeñas dimensiones, acompañada de otras dos reducidas capillas laterales.

Existe La Asociación de Amigos de Aldehuela de Agreda, con 160 asociados aproximadamente y que aportan una cuota de 21 € anuales. Con estas aportaciones y la colaboración personal de todos, se costean las Fiestas Patronales, que son para la primera quincena de Agosto. También y como algo excepcional y con aportaciones particulares de todos ellos, han afrontado la rehabilitación de la Iglesia que se puede ver en las fotos. Es preciosa. Se celebra misa el Sábado y Domingo de Fiestas y otro sábado de agosto también. Después ya no se celebra. Por falta de gente ya no se desplaza el cura desde Agreda.

Para Fiestas suelen aparecer por el Pueblo unas 120 personas vinculadas a Aldehuela;  y el programa de actos suele ser:

Primer día. Viernes: Migas.

Segundo día. Sábado: Merienda. (Algunos establecimientos, entre los que se encuentran Frutas el Aragonés, Carnicería Hnos.Ruiz les obsequian con 1 Jamón y productos cárnicos para asar) Utilizan estos productos agradecidos.

Tercer día.  Chocolatada con bizcochos. Marisa colabora en gran manera en ella.

Cuarto día. Lunes: Comida Popular.  Rancho. La colaboración de todos es la insignia del Pueblo, aunque Aquilino Hernández Bonilla es en la actualidad el ranchero mayor, sin olvidar a Bienvenido, Anastasio, Acisclo y otros.

Para preparar la organización de las Fiestas, existe una comisión de 5 personas, generalmente chicas jóvenes y que son auxiliadas por la gente mayor.

También existe una Escuela, hoy adaptada para las necesidades de reunión numerosa como puede ser en Fiestas. Tiene dos alturas y todo se lo han hecho ellos. Realizan las obras poco a poco
Como dato curioso, podemos decir que en un pequeño armario, guardan todos los libros que antaño se utilizaron en la escuela y se reduce toda la biblioteca a eso, a un armario pequeño pero muy singular.

Alrededor del caserío veremos unas feraces huertas pobladas de nogales y arboles frutales que terminan de dar color y poner atractivo a este pequeño y grato lugar.