Setas

A disfrutar de las setas por toda Soria

Toda la provincia de Soria es un paraíso micológico, es algo indudable y conocido. Por nuestra climatología y nuestro tipo de tierra, Soria es una zona deseada por los amantes de las setas.

Los Montes de Soria, que engloban 160.000 hectáreas aproximadamente, han apostado por la micología y la gastronomía y han organizado para primavera y otoño numerosas jornadas y actos lúdicos y didácticos que abordan lo relacionado con setas y hongos.

En Hostal Doña Juana mimamos las setas. Hemos hablado ya en otras ocasiones de la forma de recogerlas, cuidarlas y preservarlas e igualmente hemos dado las pautas para distinguir las principales especies de setas que pueden encontrarse por aquí. Y como restaurante con solera de la provincia soriana, hemos incorporado a nuestros platos este rico manjar.

Hoy nos centraremos más en el disfrute que supone todo lo relativo a las setas y en por qué cada día se acrecienta el número de fieles a este producto.

El paraíso de la micología

Recoger, reconocer y consumir setas es algo que en los últimos años ha despertado el interés de mucha gente. ¿Cuál es la razón de este interés y cuáles son los beneficios que puede ofrecer la recolección de setas? Hay cuatro razones por las que podemos entender esta pasión en un paraíso constatado de la micología como es Soria

Primeramente, se sabe que las setas tienen un sabor delicioso y esto las hace un alimento muy especial. Los chefs usan los hongos y las setas como ingrediente para sus menús, haciendo platos inolvidables para quienes los prueban y, por otra parte, con solo unos pocos hongos puedes hacer en casa, simple y fácilmente, una comida que tu familia admirará. Hay que recordar que lo que sabe bien, nos hace felices. Además, las setas tienen beneficios para la salud, ya que son ricas en minerales y aminoácidos. Una comida con setas ofrece un gran valor nutricional, y puede ser una elección perfecta para veganos y para quienes siguen una dieta equilibrada.

La segunda razón es que al ir a buscar setas tenemos la oportunidad de hacer una excursión al monte y explorar los bosques y campos de tu zona, en este caso Soria. Tener este hobby te hace olvidar tus problemas y te refresca, apartándote del estrés.

Otra razón obedece a un motivo social. La recolección de setas suele hacerse en grupo, con amigos o con nuevos amigos, y además te hace formar parte de grandes, o pequeñas comunidades. Hay multitud de organizaciones y comunidades relacionadas con la colección e identificación de las setas.

Setas

Y una última razón es que es una afición que puede al final convertirse en tu nuevo trabajo. Mucha gente está cansada de vivir en las grandes ciudades y seguir un estilo de vida que no les gusta. Ante ello, optan por ir al campo y si alguien sabe cómo identificar las setas silvestres, puede ser capaz de ganar dinero con esa actividad. No es algo que esté muy alejado de la realidad. Así que quizá coger setas puede darte la posibilidad de vivir en el lugar de tus sueños, en un paraíso como Soria.

Las jornadas de setas en Ágreda

En Ágreda hay muchos tipos de setas: de cardo, amanitas, champiñones, boletus, níscalo y sobre todo la trufa negra de Soria, conocida como trufa de invierno, que es uno de los más codiciados ingredientes de las cocinas europeas y mundiales. Si a esto le sumamos que los chefs profesionales han sabido evolucionar aprovechando el conocimiento tradicional de las amas de casa, dándole un aire innovador, entendemos por qué la gastronomía de Soria tiene en las setas un componente imprescindible.

Esto ha potenciado que se celebren prácticamente todos los otoños jornadas micológicas en la villa de las 3 culturas y en otras localidades, celebrándose actos paralelos al de la recogida, como cursos de cocina, obras de teatro, exposiciones de fotografía o excursiones a lugares cercanos al Moncayo.

Tapa micológica

Te invitamos a que te unas a este goce, que es casi un arte para los que viven centrados en el mundo de las setas. Y si, aquí en Soria, y también en Ágreda, hay una ingente cantidad de adictos a la micología.